jueves, 7 de junio de 2018

La difícil tarea del periodista


El oficio de periodista, si bien es apasionante por momentos y te permite muchas cosas interesantes, tiene sus riesgos y me atrevería decir que muchas veces somos juzgados por algún sector de la sociedad con demasiada ligereza "Si decimos, porque decimos y sí callamos porque callamos"
Sin analizar todas las circunstancias sobre el tema.
Es cierto, no todas las fuentes que brindan información son confiables.

En más, también sabemos que en algunos medios periodísticos la dirección y los editoriales responden más a la ideología del medio, o a los intereses económicos que a la independencia de criterios, tan necesaria para ser plenamente coherentes, entre lo que ocurre en la realidad y lo que se trasmite o pública en estos espacios.
El periodista que trabaja allí, si no responde a la visión del medio de prensa caminara siempre al borde de la cornisa.
Opinar y publicar lo contrario, aunque sea verdad podría costarle su puesto de trabajo.
Hace poco escuchaba a un ciudadano que decía sobre algunas dificultades en la sociedad "Aquí nadie dice nada, acá todos se callan"
Se nota que hace mucho que este señor no lee los diarios ni sintoniza las radios y sólo escucha música; porque si lo hiciera se daría cuenta que el periodista siempre dará la cara y se expondrá al publicar, lo bueno y lo malo, que nos sucede.

Néstor Omar Salgado
Escritor, Periodista, capacitado por la Escuela Cristiana de comunicación social ECCOS

Publicar un comentario