sábado, 19 de septiembre de 2015

Escribir, publicar y ¿después?

Esta columna de opinión es escrita pensando en ilustrar a los lectores sobre un tema que quizás no conozcan demasiado y es la tarea de los escritores de sus Pueblos o Ciudades.
Comencemos pensando lo siguiente.
¿Existen escritores que han publicado libros en mi Ciudad?
Si tu respuesta es "Si, hay escritores y tienen libros publicados"
Te preguntaría ¿Cuánto de esos libros compraste y tienes en tu biblioteca?
Si dices "Si, tengo varios, o tengo uno" Te agradecemos en nombre de estos trabajadores de la cultura.
Ahora me gustaría contarte un poco sobre las personas que escriben y publican sus libros.
Decirte por ejemplo que en casi todos los casos (salvo pocas ediciones solventadas por el Estado) son pagadas directamente por el autor; es decir una inversión de riesgo y con pocas posibilidades, tan siquiera de recuperar la inversión y sabes porque, por varias razones.
Porque es alto el costo que les cobran las editoriales para publicar su libro; con mucha suerte (para no encarecer mucho el libro) podrá agregarle un porcentaje muy pequeño como ganancia.
Pero sucede que luego debe donar (Regalar su publicación a distintas Instituciones y algunos amigos) y no es que sea una obligación, pero así ocurre; pocas Bibliotecas se dignan a comprarle ejemplares a los autores de su Ciudad o de la Región (seguramente un cambio de política de compra en ese sentido no vendría mal para fomentar las actividades de los escritores del interior)
Bueno también seria que las direcciones de Cultura de los Municipios compraran libros a sus escritores para distribuir Gratuitamente en las Escuelas, de esta manera se darían a conocer los autores locales o regionales, se fomentaría la educación y la cultura.

Como comienza todo

Un día el poeta, después de escribir y recopilar su trabajo durante mucho tiempo; luego de haber participado en distintos certámenes literarios y (quizás ganado premios por la calidad de sus publicaciones) decide publicar su libro, allí comienza su peregrinaje en búsqueda de un presupuesto acorde a sus posibilidades, se los pedirá a editoriales y talleres gráficos varios, hasta que finalmente se decide por uno; envía su libro, generalmente paga un anticipo y en dos o tres meses tendrá impreso su libro y abra aportado gran parte de sus ahorros en esa empresa.
Ahora ¿Por qué lo hace si sabe que perderá dinero, o lo que es peor aun para su autoestima, su libro permanecerá sin venderse en las librerías donde lo dejo en consignación, o viendo que se vende uno cada tanto, en cuenta gotas?
Me parece que entonces deberíamos pensar que lo motiva y nos sorprendería saber que una de las motivaciones principales es, dejarnos justamente a nosotros que casi no los leemos, un mensaje de vida, un aporte a nuestra cultura; ellos son los que rescatan a nuestros personajes, a nuestra gente, que dejan impreso incluso muchos de nuestros sueños como pueblo.
Que no los motiva su vanidad ni su "Ego" porque están bien consigo mismo, única manera de escribirles a los demás por amor al arte.

Derechos de Autor
Nestor O Salgado

Periodista y escritor
Publicar un comentario